Breve Pontificio de Erección del Papa Juan XXIII

Ad perpetuam rei memoriam.

La Pía Sociedad de San Pablo, cuyo fin es difundir e incrementar la vida y la doctrina católica mediante la prensa y otros medios modernos, hace mucho tiempo, con objeto de favorecer la impresión y la propaganda de libros, revistas y ediciones parecidas, fundó la Unión de Cooperadores, entre quienes se eligió un grupo que había de dedicarse de manera particular a promover las iniciativas bíblicas.

La Pía Unión de los Cooperadores se ha difundido en varias diócesis de Italia y de otras naciones, y en 1937 fue trasladada su sede de Alba a Roma, donde el mismo año fueron aprobados oficialmente los Estatutos por el entonces Emmo. Cardenal Vicario de la Urbe.

Luego, recientemente, la Pía Unión, tras recibir el nombre de "Sociedad Bíblica Católica", con el mismo fin y regida por las mismas leyes, fue canónicamente erigida en la Diócesis de Ostia, Porto y Santa Rufina con decreto del 16 de marzo de 1960, emanado por Nuestro Ven. Hermano Eugenio Tisserant, Cardenal de la Santa Iglesia Romana y obispo de las mismas diócesis. Lo mismo hicieron otros Obispos en sus respectivas diócesis. A fin de que esta Sociedad pudiera extenderse más y los socios de las distintas Uniones, constituidas en las diversas Diócesis, se sintieran más estrechamente unidos entre sí, el dilecto hijo Santiago Alberione, Superior General de la Pía Sociedad de San Pablo, nos presentó humildes súplicas para que confiriéramos a la antedicha Sociedad el nombre y derecho de Unión Primaria. Aceptando con ánimo alborozado estas súplicas, corroboradas por las cartas comendaticias del mismo Emmo. Purpurado, Obispo de Ostia, Porto y Santa Rufina, Nosotros, consultada la Sagrada Congregación del Concilio, en vigor en este Breve, con Nuestra Autoridad Apostólica, de modo definitivo elevamos a la dignidad de Unión Primaria la Pía Unión llamada "Sociedad Bíblica Católica", y a sus Superiores actuales y futuros, a norma del Código de Derecho Canónico, les otorgamos la facultad de agregar legítimamente a todas y cada una de las Pías Uniones que, con el mismo título y fin, ya están constituidas y serán erigidas en el futuro en cualquier parte del mundo y de comunicarles todas las indulgencias y favores espirituales concedidos o por conceder por esta Sede Apostólica a la misma Unión Primaria. No obstante cualquier cosa en contrario.

Notificamos y concedemos estas cosas públicamente, decretando que el presente Breve sea y permanezca perennemente estable, válido y eficaz, consiga y conserve sus plenos e íntegros efectos y sirva, ahora y en el futuro, de plena utilidad a la antedicha Primaria Unión. Declaramos por fin que así se ha de juzgar y definir de modo que a partir de este momento sea inválida y de ningún valor cualquier cosa que consciente o inadvertidamente se tratara de establecer al respecto por quienquiera y con cualquier autoridad.


documento
original


Dado en Roma, junto a San Pedro, bajo el Anillo del Pescador, el día 14 del mes de octubre del año 1960, segundo de nuestro Pontificado.

D. Card. Tardini, Secretario de Estado

l.s.: (anuli Piscatoris)